Desde el respeto y la admiración, La Fundación De Luces quiere agradecer a Don Carlos Herrera su inestimable colaboración en el acto de nuestra alternativa. Participación la suya, como no podía ser de otro modo, absolutamente desinteresada y altruista.

Pero principalmente queremos agradecerle el constante apoyo que desde sus micrófonos siempre ha prestado a nuestra fiesta. Le agradecemos el valor y la honestidad de decir, sin complejos, sin vergüenza “Yo soy taurino”.

Este arte necesita, más que nunca, su apoyo. Don Carlos, nunca deje de creer en la tauromaquia. Toda ayuda es poca.

Muchas gracias!!